Iniciar sesión | Boletín

Violencia aumenta pagos de aseguradoras por siniestros

COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

(Publicada en Diario el Mundo, 26 de agosto de 2017)

La criminalidad ha elevado los pagos que realizan las aseguradoras a los clientes que sufren algunos de los percances cubiertos por sus pólizas, señaló ayer la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES).

“La violencia nos está impactando importante la siniestralidad de (los seguros de) vida en El Salvador. Aparte que es una tristeza que para todos los salvadoreños que una generación se esté perdiendo; en el seguro de vida y en el seguro de salud, ya hay desviaciones de la siniestralidad esperada, debido a la muerte artificial creada por la violencia”, dijo ayer Eduardo Montenegro, presidente de la ASES, durante un encuentro con periodistas.

Las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) señalan que entre el 1 de enero y el 21 de agosto de este año, se registraron 2,339 homicidios.

En el mundo de los seguros, se denomina “siniestro” a la manifestación del riesgo que se ha asegurado. Por ejemplo, si se ha contratado un seguro contra incendios para una vivienda, el siniestro sería la ocurrencia de un incendio.

En 2016, las aseguradoras pagaron $321 millones a sus clientes por los siniestros que enfrentaron, indican las estadísticas de la ASES, basadas en las de la ). Una década atrás, se desembolsaron $179.06 millones, según la SSF.

El índice de siniestralidad es la proporción entre el monto pagado en siniestros y las primas contratadas. De esta manera, en 2016, los siniestros representaron el 48 % de las primas netas.

El impacto

Sin embargo, los siniestros muestran comportamientos distintos cuando se analiza por tipo de seguros.

En el primer trimestre de este año, la industria pagó $13.64 millones en siniestros cubiertos por seguros de vida. Hace 10 años, la cifra fue 58.4% inferior: los datos de la SSF señalan que se pagaron $5.67 millones.

Los seguros contratados por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) para invalidez y sobrevivencia de sus cotizantes también muestran un aumento en la siniestralidad.

Hasta el primer trimestre pagaron $10.98 millones en siniestros, cuando en el mismo periodo de 2007 fueron $7.35 millones.

En 2016, la industria de seguros reportó a la SSF un total de 2,297 muertes violentas o accidentales dentro de las pólizas de seguros de vida, y el 67.4 % de ellos se registró en edades productivas.

“He visto (las estadísticas) en las AFP. (Los casos de muertes violentas) es una franja de jóvenes, de 28 a 40 años. Es una siniestralidad que no debería estar ahí”, indicó ayer Montenegro.

De los más de 2,200 casos de 2016, un total de 1,548 ocurrió en personas de 26 a 50 años.

Pese al entorno desafiante, en donde también aparecen factores como la crisis fiscal, El presidente de la ASES destacó que el sector se mantiene solvente y estable.

Para el caso, en el primer semestre la ley requería un patrimonio neto mínimo de $168.08 millones, pero las aseguradoras dispusieron de $304.69 millones. Es decir, superaron en 81.28 % lo exigido.